Publicado el 19 junio de 2018 a las 10:03, por

Intolerancia a la lactosa

Alimentos ricos en calcio

La intolerancia a la lactosa se produce por un defecto de LACTASA, enzima que metaboliza la lactosa, azúcar mayoritario en la leche. La lactosa metabolizada se convierte en un elemento tóxico en sangre que se manifiesta con alteraciones digestivas, malestar generalizado, náuseas y vómitos.

Tiene una determinación genética y se trata de una situación normal y mayoritaria en el ser humano, siendo un 70% de la población mundial quien lo presenta. Tras un informe redactado en el 2010 por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) se llegó a la conclusión que el hecho de consumir la lactosa junto con otra comida y repartir su ingesta durante el día podría ayudar a su tolerancia a determinadas personas, pero que en definitiva no existe un umbral único para todos los intolerantes a la lactosa.

De hecho, una de las principales recomendaciones de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) es evitar la eliminación completa de los lácteos de la dieta, manteniendo el consumo de una cantidad que no provoque síntomas. “No se debe anular el consumo de lácteos, sino ajustarlo a la cantidad que tolera cada persona. Los lácteos son un producto de gran valor alimenticio, puesto que contienen calcio, vitamina D y en el caso del yogur, la actividad lactásica (producción de lactosa) que proporcionan las bacterias ayuda a la digestión de la lactosa; por lo que se debe motivar su consumo en la medida que pueda tolerar cada persona”, ha explicado el doctor Casellas.

No obstante, para aquellos intolerantes a la lactosa, sería aconsejable buscar otros aportes de calcio externos en otros alimentos.

El calcio es el mineral más abundante en nuestro cuerpo humano, además de ser uno de los componentes más importante que nos proporcionan los lácteos.

Conseguir la ingesta diaria recomendada de este mineral es esencial para el correcto funcionamiento del organismo. Se recomienda entre unos 1.000 y 1.300 mg al día.

El 99% del calcio se utiliza para mantener los dientes y huesos sanos, el resto desempeña un papel fundamental en la señalización celular, contracción muscular, además de activar ciertas enzimas.

Haciendo una revisión bibliográfica, los alimentos ricos en calcio son por cada 100g:

ALIMENTOS CONTENIDO CALCIO (mg)
Sardinas en aceite 400
Almendras, avellanas, 240
Cigalas, langostinos, gambas 220
Higos secos 180
Garbanzos 145
Pistachos 136
Judías blancas 130
Almejas, berberechos, chirlas 120
Acelgas, cardo, espinacas, puerro 114
Nueces, dátiles, pasa 70
Aceitunas 63

Para saber si debes limitar o suprimir el consumo de lactosa, Clínicas CRES pone a tu disposición Geneticres Nutricional en el cual se estudia la predisposición genética que tiene cada persona a desarrollar y padecer la intolerancia a la lactosa.

Geneticres Nutricional estudia las variaciones genéticas en la secuencia que regula la producción de lactasa. Variaciones en esta secuencia supone un lento apagado de la secuencia productora de lactasa (LCT) durante la etapa adulta.