Botox

Indicaciones

La toxina botulínica (comúnmente denominada Botox) es una proteína purificada que se suministra a través de inyecciones en músculos del tercio superior del rostro (entrecejo, zona de las cejas y patas de gallo). Estas inyecciones en dosis adaptadas a cada paciente permiten relajar y eliminar la tensión presente en músculos mientras se previenen las arrugas dinámicas y atenúan las existentes.

Aplicación del tratamiento

El tratamiento de Botox se realiza a través de pequeñas infiltraciones del producto en zonas concretas de los músculos del tercio superior del rostro. Las infiltraciones de la toxina botulínica resultan tolerables, es un tratamiento meramente de ambulatorio, no necesita ni pre ni postratamiento.

Duración

Cada sesión suele durar aproximadamente media hora.

¿Para quién está indicado?

El tratamiento de Botox consiste en una sesión y una revisión posterior que se realiza a los 15 días, en la cual se pueden corregir algunos detalles. El paciente puede volver a su vida normal inmediatamente después de la sesión y los efectos son visibles a los 3 – 4 días (los resultados completos se ven entre los 7 y 15 días). El tratamiento tiene una duración de entre cuatro y seis meses, se aconseja repetirlo unas dos veces al año.

Contraindicaciones

Las infiltraciones con agujas finísimas pueden al máximo ser un poco molestas. También podemos encontrarnos con algún hematoma que desaparece a los pocos días y que, en todo caso, puede ocultarse fácilmente con maquillaje.

Ocasionalmente, algunos pacientes sufren pequeñas cefaleas en las 48 horas siguientes a las infiltraciones. Podemos también encontrar en algunos casos resultados insuficientes o problemas de ligera asimetría en el rostro durante la primera semana que, en ambos casos, se solucionan a través de microinyecciones de retoque. En aproximadamente un 5% de los casos, se presenta una refractariedad inmunológica al fármaco usado que implica que el resultado sea muy limitado o inexistente.

No se recomiendan las infiltraciones de Botox para pacientes embarazadas o en periodo de lactancia.