Está indicada en la alopecia, caída temporal o definitiva del pelo, que no tiene que ver con la caída fisiológica, que es habitual y cíclica. Las causas pueden ser varias, psicógenas, carencias alimentarias, hormonales, infecciosa (hongos, bacterias), inmunógena (quimioterapia) o multifactorial. La alopecia se puede paliar gracias a diferentes técnicas, entre ellas, la mesoterapia capilar.

La mesoterapia capilar consiste en la introducción de sustancias, mediante infiltraciones muy superficiales, de muy poca cantidad y muy distribuidas, en el interior de la unidad Pilosebácea para nutrir, fortalecer y regenerar el cabello de forma directa.

Como en todo acto médico de calidad, es necesario un diagnóstico correcto del tipo y causa de la alopecia para tener un resultado satisfactorio y aplicar vía mesoterapia esas sustancias antes mencionadas como; enzimas, provitaminas, vitaminas, selenio, complejos regeneradores, buscando el efecto de estímulo de las defensas, fortalecimiento del pelo y su crecimiento.

Las sesiones son cada 1, 2 ó 3 semanas, al principio más seguidas y posteriormente se alargan los plazos. La sesión dura unos 10 minutos, se realiza la limpieza de la zona mediante antisépticos y se procede a la infiltración. No requiere anestesia ni tratamiento posterior. El número de sesiones que se requieren será diferente a de un paciente a otro.

Aproximadamente el protocolo habitual es entre seis y diez sesiones.