Tener un bebé es una de las mejores experiencias que puede vivir una mujer. Pero el embarazo conlleva una serie de cambios que implican una pérdida de la forma física y estética de la piel.

Muchos de estos cambios, pueden revertirse solos unos meses después del parto, siempre que la madre lleve unos hábitos físicos y nutricionales adecuados. Pero otros, van a precisar de tratamientos específicos para volver a recuperar la silueta previa al embarazo.

El tratamiento Post-Parto de Cres combina una serie de técnicas para dar soluciones a todas las necesidades de la mujer después del parto.

En una primera visita, el equipo experto de Cres evaluará con rigor cuál es la combinación más adecuada de manera personalizada para cada mujer.

Objetivos del tratamiento:

Nutrición: Uno de los objetivos es el control y/o la pérdida de peso. Seguir una dieta bajo supervisión médica es el inicio del tratamiento. Para ello es necesario el seguimiento de un programa nutricional basado en la nutrigenómica, la ciencia que estudia cómo la nutrición afecta a los genes y que permite saber cómo se digieren y metabolizan los alimentos. Esto servirá para realizar un tratamiento de control y pérdida de peso personalizado e individualizado a cada mujer para conseguir perder los kilos ganados durante el embarazo.

Flacidez, acúmulos de grasa, retención de líquidos y celulitis: El tratamiento post-parto combina tanto la aparatología como la medicina estética necesaria para eliminar la grasa acumulada durante el embarazo y reducir la flacidez que se produce después del parto.

La flacidez es una característica de la pérdida de tensión cutánea. El aumento progresivo del tamaño de la barriga conlleva una distensión tanto de la piel como de la musculatura abdominal. Produce un exceso de piel a nivel abdominal, una deformación del ombligo y debilidad de los músculos abdominales. En CRES se recomienda la Radiofrecuencia Corporal Titania más la Bioestimulación Plaquetaria.

Los acúmulos de grasa localizada debido al aumento de peso durante el embarazo se pueden tratar con Dermocriólisis Frozen ExtremTrilipólisis 5D o Carboxiterapia.

La retención de líquidos y la celulitis causada por factores hormonales se tratarán con Dermoplastia AWT y Mesoterapia corporal, técnicas que ayudan a remodelar la silueta.

Se realizará una combinación de los distintos tratamientos de forma personalizada para cada mujer. Además son compatibles con la lactancia materna.

Las manchas facialesque aparecen en el embarazo se deben a los cambios hormonales propios de la gestación. Al exponerse al sol, se intensifican. En Cres, se hará frente a estas manchas con una gran variedad de Peeling Químicos y tratamientos despigmentantes para seleccionar el que más se ajuste a las necesidades de cada mujer.

Las estrías tienen un importante componente genético y hormonal, factores que influyen directamente en la calidad de la dermis. No obstante, la causa principal es el cambio de volumen de una zona corporal tras un aumento de peso, como es característico en el embarazo.

Para la eliminación de las estrías, los resultados van a depender del tiempo que ha pasado desde su aparición, la forma en que aparecieron y las causas de su origen.

Se realiza un peeling ya que la exfoliación favorece el metabolismo en la zona y por lo tanto incrementa el aprovechamiento de la combinación con la técnica de infiltración de factores de crecimiento plasmáticos.
Este tratamiento es eficaz para todos los estadios evolutivos de una estría, independientemente de la edad del paciente. Cuanto antes se trate la estría, mejores serán los resultados.

Las varices son dilataciones de las venas producidas por múltiples factores como son: la edad, el embarazo y la herencia genética.

Suelen aparecer en la recta final de la gestación debido a una alteración en el sistema vascular que afecta el retorno venoso y provoca la aparición de las denominadas “arañas vasculares”.

La técnica más efectiva y utilizada para hacerlas desaparecer es la esclerosis de varices química.