Publicado el 4 agosto de 2017 a las 12:42, por

Toxina Botulínica en verano


Todas queremos estar perfectas, vernos bellas y reírnos de los años, pero en verano, con la luz y el calor, estamos más expuestas y la vida nos pide estar mucho mejor.

¿Y por qué no usar la toxina ahora, entonces, si es el método más usado en el mundo?

¿No has tenido tiempo para ponértelo antes y se te ha echado encima?
¡Es justo el momento perfecto! Antes de irte de vacaciones y lucir mejor que nunca, ya que no se trata de una cirugía invasiva, sino de medicina estética.
No tengamos miedo. El miedo envejece y ninguna queremos eso. ¡Declaremos la guerra al miedo!

Y os preguntaréis, “¿qué es la toxina botulínica?”

Es una proteína que bloquea los impulsos nerviosos del músculo, evitando su contracción y, así, acaba con las arrugas en la piel. Pero no se usa únicamente para estética.

Los especialistas en medicina lo aplican para combatir multitud de problemas, como, por ejemplo; tics musculares, sudoración severa en el área de las axilas, la distonia cervical, estrabismo u ojos desviados, migrañas y cefaleas espinales…

Pero si el miedo viene por el hecho del sol, el calor, el ajetreo de los viajes que solemos hacer en verano, no os preocupéis.
Tal y como señalan los especialistas de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) “El tratamiento con Toxina Botulínica se hace durante todo el año, pero se aconseja sobre todo en verano porque es el momento en el que más se acentúan los gestos de expresión como consecuencia de una mayor exposición al sol.”
Aunque es recomendable evitar la exposición directa tras el tratamiento.

¿Véis? Todo son beneficios y el verano no es impedimento para sentirte bien y disfrutar de tus vacaciones

Por eso, aprovecha y ve a Clínica CRES, dónde te atenderá el mejor equipo de profesionales médicos. Estaréis encantadas y como en familia.