Publicado el 3 octubre de 2017 a las 16:42, por

Salud articular, colágeno y medicina regenerativa

Salud articular, colágeno y medicina regenerativa

La mitad de la población mayor de 35 años presenta algún tipo de afección articular, y al menos un 10% es moderada o grave. Muchos de estos afectados, recurren a suplementos formados por colágeno con la esperanza de una mejoría de las lesiones o degeneraciones sin conocer realmente los beneficios de los mismos.

El colágeno es una proteína presente en todas las células del cuerpo humano, conformando la cuarta parte de todas las proteínas de nuestro cuerpo. Es una proteína estructural fibrosa que compone las fibras blancas de la piel: tendones, huesos, cartílagos y todos los demás tejidos conectivos. Por lo tanto, constituye el sostén de la estructura del cuerpo.

Desempeña funciones muy importantes en el cuerpo humano:

  • Proporciona estructura sólida en los huesos al unirse al calcio, incrementando la densidad ósea de la persona.
  • Da firmeza a los tendones y ligamentos, fortaleciendo la piel y evitando el envejecimiento.
  • Forma parte de los cartílagos absorbiendo impactos y evitando la degeneración de articulaciones.
  • Forma parte de la córnea del ojo permitiendo el paso de la luz.
  • Da forma al pelo y a las uñas al unirse con la elastina.

Hoy en día las presentaciones que se encuentran en el mercado formuladas a base de colágeno son muchas, por lo tanto, ¿cómo sabemos cuál es beneficiosa o qué propiedades la diferencian?

Es importante saber que para que la formulación sea efectiva el colágeno debe estar hidrolizado, es decir que esté cortado en pequeños trozos. Si no se encuentra hidrolizado al ser una molécula altamente compleja y grande no puede ser absorbida por nuestro sistema digestivo.

Se estima que la absorción del colágeno hidrolizado supera el 80% y sus metabolitos son capaces de atravesar la barrera intestinal y llegar al torrente sanguíneo, colonizando los tejidos colagenosos donde se pondrá en marcha la síntesis de colágeno.

A parte de la suplementación con colágeno, debemos mantener una nutrición equilibrada que nos permita potenciar los efectos del colágeno. La vitamina C, nos permite mejorar la formación de tejidos compuestos por colágeno, por ello es bueno tomar alimentos ricos en vitamina C como son la fresa, naranja, limón, lima, papaya, grosella negra, kiwi, brócoli, coliflor…

Otro componente importante para la formación de colágeno es la Lisina, aminoácido que compone el colágeno y que sólo obtenemos de la dieta. Para aumentar su aporte debemos tomar variedad de carnes y pescados, parmesano, huevo, frutos secos, soja, chocolate y aguacate.

A pesar de los beneficios del colágeno, cuando una persona sufre problemas articulares y dolor articular, puede ser debido a lesiones más graves que deben tratarse con otro tipo de terapias. Hoy en día una solución al dolor articular es el empleo de SVF rico en células madre, en lo que se denomina Medicina Regenerativa.

En Clínicas Cres optamos por un tratamiento que engloba el poder de la medicina regenerativa como tratamiento directo al problema, junto con dietas personalizadas que potencien los beneficios de la misma en la regeneración de los tejidos colagenosos.

Infórmate del tratamiento para el dolor articular haciendo click aquí.