Publicado el 16 octubre de 2014 a las 10:36, por

La rinoplastia, intervención que corrige los defectos de la nariz, supone la mejor solución para aquellos pacientes con problemas estéticos o de respiración, ya que puede mejorar su calidad de vida. Así lo concluye una investigación publicada en el último número de European Archives of Oto-Rhino-Laryngology. Además, según este trabajo, con la rinoplastia se solucionan los problemas de obstrucción nasal de los pacientes.

cres-cirugia-estetica-rinoplastia

Las intervenciones de cirugía estética de la cara han crecido un 40% en España en el último cuatrimestre del año con respecto a los ocho meses precedentes, según datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). Además, son los mayores de 45 años los que más recurren a estas intervenciones, la mayoría de ellas liftings. Asimismo ha aumentado el número de personas que aprovechan el lifting para que se les practique otro tipo de cirugías faciales, como la rinoplastia.

Este procedimiento quirúrgico puede realizarse a través de técnicas cerradas o abiertas. Con respecto a las primeras, la intervención se realiza mediante incisiones solo por dentro de la nariz y permite al cirujano trabajar sobre el tabique nasal y la punta de la misma. Con las abiertas se realiza una pequeña incisión en la parte inferior del órgano olfativo, que acaba con una cicatriz imperceptible. Estas últimas son idóneas para reducir el espesor de la piel de la punta.

La intervención de la rinoplastia tiene una duración de una hora y puede realizarse mediante anestesia general o local y sedación. Después de la operación, el paciente estará una noche ingresado y al día siguiente se le dará el alta.

A la hora de someterse a esta operación muchos pacientes se preocupan por el grado de dolor que puede suponerles esta intervención. Sin embargo, apenas sienten unas molestias debidas a la dificultad para respirar y por la hinchazón de los párpados, que duran unos días y que poco a poco desaparecen.

El tiempo de espera para poder hacer vida normal es un tema que los pacientes tienen muy en cuenta a la hora de someterse a una rinoplastia. Por ejemplo, para realizar deporte hay que esperar un mes para tener una respiración adecuada. Asimismo, para ponerse al sol también se deberá esperar unos meses ya que el calor aumenta la hinchazón y podría afectar a la zona intervenida.

Los resultados finales de las operaciones de estética son lo más esperado por las personas que se someten a una cirugía de este tipo. El cambio estético de la nariz será visible, pero habrá que esperar seis meses, cuando finalice la evolución de los tejidos fibrosos, hasta que la posición de la punta sea definitiva.