Publicado el 10 enero de 2013 a las 15:17, por

Las arrugas son el signo más evidente del paso del tiempo en nuestro cuerpo. Existen muchos tratamientos que pueden ayudarnos a combatirlas, pero siempre serán más efectivos si nosotros ayudamos a prevenir su aparición con nuestro estilo de vida.

Los tratamientos hidratantes, en general, nutren nuestra piel desde fuera, llegando únicamente a las capas más superficiales de nuestra piel; por eso es necesario que nosotros hagamos todo lo que esté en nuestras manos para nutrir nuestra piel desde dentro.

No olvides estos tres pilares fundamentales:

CUIDADO DIARIO: El cuidado diario de la piel es fundamental para mantener un rostro saludable. Para ello es imprescindible limpiar la piel cada noche y exfoliarla cuando queramos eliminar impurezas y pieles muertas que impiden que nuestra piel respire.

DESCANSA: El descanso físico y mental es esencial para lucir una piel hidratada y bien oxigenada. La piel suele delatar en seguida una mala noche, y es también una de las partes de nuestro cuerpo que más se beneficia de un sueño profundo y reparador, ya que durante la noche las células de nuestra piel se regeneran más rápidamente.

COMER ADECUADAMENTE: El paso del tiempo hace que disminuya la producción de colágeno. Para contrarrestar este efecto es necesario incluir alimentos con vitamina C en nuestra dieta para que la piel luzca tersa. Se aconseja seguir una dieta mediterránea variada, prestando especial atención a las proteínas, que han de suponer al menos el 15% del aporte calórico total diario.

Si sigues estas recomendaciones y las introduces en tus hábitos diarios, notarás los resultados a corto plazo.

Además, puedes complementar tus rutinas con cualquiera de nuestros tratamientos faciales.

¡Infórmate en nuestra página web!
http://cres.com.es/