Publicado el 17 diciembre de 2014 a las 19:06, por

La radiofrecuencia facial es un innovador tratamiento que proporciona resultados inmediatos para tener una piel perfecta antes de una fiesta o evento, como las inminentes celebraciones navideñas, porque redefine por completo el óvalo facial, según explica Pilar Crespo, Directora de Operaciones de CRES.

Este tratamiento tiene un efecto flash inmediato ya que permite acabar con la flacidez y el descolgamiento del óvalo, siendo un procedimiento preciso y seguro. Así, lo afirman diversos estudios como el publicado en el último número de la revista Dermatologic Surgery: oficial publication for American Society for Dermatologic Surgery que califica esta técnica como eficaz e infalible, además de ser no invasiva y permitir al paciente observar los resultados de inmediato.

La plataforma Titania, como la disponible en las clínicas CRES, combina dos tipos de radiofrecuencia facial por lo que calienta de forma controlada las capas medias y profundas de la piel. De este modo provoca una retracción de los tejidos y un aumento de la producción de colágeno. Además, estimula la circulación de la sangre a nivel cutáneo y mejora la calidad de la piel. Es una técnica no invasiva, sin cirugía ni inyecciones.

Por tanto, esta radiofrecuencia está indicada para combatir el descolgamiento, la flacidez, la pérdida de forma en el óvalo facial o las arrugas. Desde la primera sesión se aprecia una mejoría del 20%, con una piel más elástica, tersa y luminosa. Para someterse a ella hay que tener la piel bien limpia, y después es importante hidratarla y no tomar el sol.