Publicado el 19 abril de 2013 a las 08:08, por

Ahora que suben las temperaturas y con el calor empezamos a mostrar parte de nuestro cuerpo, es el momento de revisar nuestros hábitos para ayudar a preparar nuestro físico para el verano y disfrutar de nuestra belleza de una forma saludable.

Este proceso debe realizarse de forma lenta y paulatina, sin obsesionarnos por ver los resultados cuanto antes. Con pequeños cuidados diarios conseguiremos nuestro objetivo, pero no debemos olvidar que no se trata sólo de mejorar nuestro aspecto físico, sino cuidar la salud y nuestro estado mental, y para ello la mejor cualidad es la constancia.

Haz dieta y ejercicio sin obsesionarte: Siempre es saludable mejorar nuestros hábitos y realizar actividad física, pero si eres de los que el deporte y el ejercicio no es tu fuerte puedes aprovechar el buen tiempo para dar paseos caminando o ir en bici. ¡Realizarás ejercicio sin esfuerzo mientras disfrutas!

Exfolia, hidrata y protege tu piel: La piel necesita una exfoliación en esta época, además de una hidratación extra. De esta forma regeneras la piel y eliminas las células muertas dejándola perfecta para un bronceado uniforme. Además, no debes olvidar utilizar siempre un protector solar para evitar los rayos UVA y UVB que pueden causar diversos daños en nuestra piel.

Relaja tu cuerpo y tu mente: Disfruta del sol y aprovecha tu tiempo libre para leer en el parque, hacer senderismo en parajes naturales o haz una escapada al mar. Liberarás tu mente de tu rutina diaria desconectando del estrés.

Mantén una dieta saludable rica en frutas, verduras y fibra

Bebe gran cantidad de líquidos para mantener el cuerpo hidratado y eliminar toxinas y residuos de tu metabolismo.

Te aseguramos que si sigues todas nuestras recomendaciones podrás disfrutar por completo de la nueva temporada, aprovechando los placeres de la naturaleza y sacando el máximo partido a tu cuerpo y tu belleza.