Publicado el 28 noviembre de 2014 a las 10:05, por

El Peeling Químico Facial, sobre todo en el que se utiliza ácido glicólico, es eficaz para mejorar el aspecto de las marcas y cicatrices fruto del acné, según un estudio japonés, que analizó las lesiones faciales inflamatorias y no inflamatorias de 26 participantes con este problema.

La investigación, publicada en la revista Dermatologic Surgery, tuvo como objetivo analizar la eficacia de las exfoliaciones con ácido glicólico como tratamiento coadyuvante para las cicatrices cutáneas del acné. Tras dos semanas de seguimiento, además de producirse una reducción significativa de los niveles de sebo en el cutis, se demostró que éstas mejoraban su aspecto en un 40 por ciento.

La función principal del  Peeling Químico Facial, utilizado en medicina estética, es la exfoliación de la cara, realizándose en las “capas superficiales de la piel”, según la doctora María Luján Caballero, médico estético de las Clínicas CRES. Esta exfoliación permite, en palabras de la doctora Caballero “la eliminación de la parte más visible de la dermis, favoreciendo la aparición de una piel nueva, luminosa y sana”.

La elección de la sustancia empleada en el peeling depende del objetivo del tratamiento -despigmentante, antiacneico o antiarrugas- pues, además del ácido glicólico, existen otros líquidos como los ácidos tricloracético, salicílico y kójico o el fenol, específicos para cada caso.

Tras la realización de este tratamiento, la piel queda extremadamente sensible, por lo que se recomienda no tomar el sol y utilizar protección contra los rayos UVA y UVB.