Publicado el 28 junio de 2013 a las 07:29, por

postrelajacion

A menudo realizamos un sobreesfuerzo en nuestra vida diaria para poder compaginar nuestra vida laboral y personal cumpliendo con todas nuestras responsabilidades.

Debemos ser conscientes de ese esfuerzo y aprender a buscar una perspectiva más calmada de nuestra situación para buscar una mejor solución sin perjuicio de nuestra salud.

La relajación nos proporciona un estado de descanso que ayuda a nuestro cuerpo a regular el metabolismo, el ritmo cardíaco y la respiración.

Es necesario liberar tensiones musculares y psíquicas que acumulamos con el paso del tiempo tras haber sufrido mucho estrés o afrontar situaciones tensas como un asunto importante, un día duro en el trabajo o un examen.

Aprender a desconectar y olvidar los pensamientos que nos crean esa tensión resulta fundamental para llevar una vida sana tanto física como mentalmente.

Desconecta por completo del exterior y céntrate en tu propio bienestar para poder llevar una rutina diaria libre de miedos, estrés y tensiones. Sentirás que tu cuerpo y tu mente se rejuvenecen y desprenderás energía y vitalidad.

– Toma infusiones: Disfrutar de una infusión ayuda a tranquilizarnos y a crear un ambiente reconfortante beneficiando además a nuestro organismo con todas las propiedades de las plantas.

– Aprende a controlar tu respiración: La respiración irregular aumenta la tensión muscular. Para evitarlo

– Aprende a disfrutar de las pequeñas cosas: Una cena con amigos, un baño relajante, disfrutar de una buena música… Los pequeños detalles suman un todo si aprendemos a disfrutar plenamente de ellos.

– Organiza tu tiempo: En muchas ocasiones tenemos más compromisos de los que podemos cumplir y vamos con prisas de un lado para el otro. Aprende a decir ‘no’ y acepta únicamente los encuentros que de verdad te interesen.

– Levántate con tiempo y disfruta de un buen desayuno: La manera en la que empiezas el día influye a lo largo del mismo. Si comienzas el día relajada tu jornada se desarrollará de la misma forma.

– Hidrata y tonifica tu cuerpo utilizando cremas y jabones con perfumes relajantes.

Con estas sencillas técnicas protegeremos nuestra salud evitando múltiples patologías derivadas del estrés. No podemos olvidarnos de las preocupaciones de forma inmediata, pero si disminuir los efectos nocivos que provocan en nuestro cuerpo y mente.