Publicado el 12 noviembre de 2015 a las 12:44, por

Los pechos grandes son sinónimo de belleza voluptuosa y transmiten una imagen sensual de la mujer. Por esta razón, cada año 19.000 mujeres españolas recurren a la cirugía de aumento mamario, profesionalmente definida como mamoplastia de aumento. Sin embargo, y aunque no se habla tanto del ello, unos pechos con un tamaño excesivo pueden convertirse en una enorme fuente de molestias e incomodidades para la mujer. Y no solo hablamos de problemas físicos sino también psicológicos.

¿Cuáles son los riesgos de un tamaño de pecho grande?
El simple hecho de no poder encontrar ropa y lencería de la talla apropiada puede generar malestar en la mujer. Si a este inconveniente se le suman los dolores físicos, es ahí dónde una mamoplastia de reducción puede convertirse en una solución para la mujer.

Un claro ejemplo de una mujer que ha pasado por este proceso es el de la bella actriz estadounidense Ariel Winter de la clamada serie Modern family. Winter, famosa por su escote, llegó a declarar: “Me empezó a doler tanto la espalda que ya no podía soportar el dolor”.

Pero, al contrario de la creencia compartida, no es el tamaño de los pechos el que genera directamente dolor en el cuerpo de la mujer. La causa es una mala postura inconsciente que, a lo largo, acaba en un dolor de espalda insoportable.

Estas medidas posturales de encorvamiento, en muchos casos para reducir visualmente el tamaño del seno, son la causa de las molestias en las zonas cervical y dorsal alta de la mujer.
Según un estudio de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), el dolor de espalda es el principal motivo de la reducción de pecho.

Además, la misma SECPRE ha declarado que una de cada 20 españolas que recurre a la cirugía plástica lo hace para reducirse el pecho. La encuesta de la SECPRE ha evidenciado cómo la reducción de mamas representa el 4,8% de las intervenciones estéticas en España. Lo cual se acerca bastante al 5,7% de la rinoplastia y supera el 3% de las intervenciones de lifting facial.

Existen otras razones por las que las mujeres se someten a una reducción mamaria, como por ejemplo la aparición de eccemas o de intertrigo, una inflamación de la piel, en los surcos submamarios, la excesiva presión causada por un pecho grande y las marcas provocadas por los tirantes del sujetador .
Además, como comentábamos antes, tanto en España como en el resto del mundo, no es tan fácil encontrar copas de grandes medidas ya que por lo regular las marcas producen solamente copas A, B y C. Para concluir, expertos en materia confirman que un seno muy grande amplifica el volumen real del resto del cuerpo, aumenta las molestias premenstruales y causa arrugas precoces del escote.

¿Qué es la mamoplastia de reducción?
Afortunadamente la cirugía estética nos brinda la solución para resolver los problemas causados por senos grandes, la mamoplastia de reducción también conocida como reducción mamaria.

¿Cuáles son los beneficios de la mamoplastia de reducción?
La actriz Ariel Winter, quien se sometió a una mamoplastia de reducción, ha declarado “Lo hice por mí misma. Ni siquiera soy capaz de describir en palabras lo genial que me siento al encontrarme tan bien. Las consecuencias causadas por unos pechos tan grandes eran muy dolorosas. Tenía muchos problemas de espalda ya que no podía permanecer recta de pie durante mucho tiempo. Mi cuello me dolía muchísimo y de hecho tenía algunos problemas de columna”. En varias entrevistas concedidas por la actriz después de la intervención, reconoce que durante todo este tiempo fue incapaz de sentirse segura consigo misma, a pesar de aparentar una figura fuerte en frente de las cámaras.

¿Qué precauciones hay que tener antes de una mamoplastia de reducción?
Las mujeres que deciden recurrir a una intervención quirúrgica como la reducción mamaria, tal y como lo plantea el presidente de la SECPRE Cristino Suárez, deben asegurarse que se realice en un quirófano de un centro hospitalario o una clínica y que el médico que la practique tenga el título oficial de especialista en cirugía plástica, reparadora y estética.

¿Què conlleva una mamoplastia de reducción?
La intervención quirúrgica de mamoplastia de reducción comporta la extirpación de partes de la glándula mamaria y también de la grasa. Además, la reducción mamaria conlleva la recolocación del tejido sobrante.

¿Cuánto dura una mamoplastia de reducción?
La duración de una reducción mamaria oscila entre las dos y las tres horas, dependiendo del volumen del tejido a extirpar. Cada mamoplastia de reducción se realiza con anestesia general. Mientras que el postoperatorio, después de los primeros días, es cómodo e indoloro. Ya que el pecho estará bastante inflamado, podrá surgir algún moratón y las heridas estarán cubiertas con unas tiritas de papel para evitar cualquier tipo de contacto.

Como la misma actriz estadounidense Ariel Winter admite: “Definitivamente la mamoplastia de reducción es algo que he hecho para mejorar mi vida y mi salud. Y creo que la reducción mamaria puede beneficiar a muchas chicas”.