Publicado el 16 agosto de 2013 a las 13:04, por

imag sum

Muchos de nosotros aprovechamos las vacaciones de verano para disfrutar de la playa y desconectar del trabajo y la rutina diaria.

Para aprovechar los días de vacaciones y no descuidar el mantenimiento de tu cuerpo, te recomendamos utilizar la playa como escenario único para ejercitar tu salud mental y física.

Sol, arena, agua… y ejercicio

Si te gusta hacer deporte y llevar una vida saludable, prueba a realizar ejercicios para esculpir tu cuerpo en la misma playa:

Correr: Correr en la arena es más costoso que hacerlo en superficies lisas y preparadas para ello, sin embargo, las piernas realizan un mayor esfuerzo y puedes ejercitar más los músculos.

Juega con las olas: Al saltar y jugar con las olas, ejercitarás la mayoría de los músculos del cuerpo y conseguirás perder una buena cantidad de calorías.

Camina dentro del agua: La resistencia que ejerce el agua mientras caminamos dentro de ella ayuda a tonificar nuestro abdomen y trabajar el tren inferior y la zona abdominal gracias al vaivén de las olas.

Camina por la orilla: Cuando el agua nos llega por los tobillos y tendemos a elevar la rodilla, ejercitamos el cuadriceps mientras trabajamos el tobillo y el gemelo, ya que la propulsión es más intensa de lo normal.

Nadar: Realizar natación en agua de mar es una tarea más compleja ya que la fuerza de la solas hacen que ejercitemos más los músculos. Empieza con distancias cortas para entrenar tu cuerpo.

Sumérgete: Mantén los brazos bajo el agua y realiza estiramientos de arriba hacia abajo hasta realizar 30 repeticiones. Con este ejercicio trabajarás la parte superior del cuerpo y los pectorales.

Juega al voleibol: Es un ejercicio sencillo en el que solo necesitas una red y una pelota y con el que puedes perder alrededor de 500 calorías mientras corres y saltas divirtiéndote.

Para evitar el calor sofocante de las primeras horas de la tarde, procura realizar estos ejercicios durante las primeras horas del día y así evitar los rayos UV más nocivos.

No te olvides de proteger tu piel con crema fotoprotectora, utiliza ropa cómoda y adecuada para hacer deporte y bebe mucha agua para evitar la insolación.