Publicado el 27 mayo de 2015 a las 15:40, por

La exposición al sol debe realizarse de forma segura ya que el astro rey provoca manchas, deshidratación, envejecimiento prematuro e incluso puede causar cáncer de piel. Por ello, es importante preparar la piel para la llegada del verano lo antes posible.

En primer lugar se debe realizar una correcta hidratación facial y desde Clínicas CRES recomiendan tratamientos como la mesoterapia facial con vitaminas o la bioestimulación autóloga. De hecho, un reciente estudio publicado en la revista Clinical, cosmetic and investigation dermatology, asegura que la mesoterapia facial podría intervenir en diferentes momentos del proceso de pigmentación de la piel mediante la activación de un mecanismo fotoprotector intrínseco y la mejora de la calidad de la pigmentación de la piel.

A la hora de tomar el sol hay que evitar las horas centrales del día, de 12 a 16 horas ya que en ese tramo horario las radiaciones solares son más agresivas. Además, es muy importante  utilizar la protección adecuada en función del fototipo de piel. También se recomienda no usar productos con alcohol como perfumes o desodorantes ya que en contacto con el sol pueden salir más manchas. La exposición al sol debe realizarse de forma progresiva, para que la piel se acostumbre.

Para saber el auténtico daño que causa el sol en la piel, el artista Thomas Leveritt realizó este vídeo que muestra la piel de algunas personas a través de una cámara que capta los rayos ultravioleta. Así, se pueden ver los efectos del sol  en nuestra piel y también con esta cámara se puede ver que el uso de gafas y crema solar bloquean estos rayos.