Publicado el 14 abril de 2014 a las 14:47, por

No todo es amor y buen tiempo en la primavera, también es la estación del año en donde mas proliferan las alergias. Se estima que un 25% de la población la padecen, mermando la calidad de vida de estas personas en esta época del año de una forma considerable.
La alergia se manifiesta con variados síntomas y signos, pero los más frecuentes son: la picazón, el enrojecimiento conjuntival, inflamación y picazón de los párpados y el lagrimeo. Esta enfermedad esta comprobada que puede producir trastornos en la calidad de vida de la población que la padece, ya sea desde el punto de vista físico como también el psicológico.

Cres Island Medical Center te da unos consejos para llevar el engorroso tema de alergias, al menos, con un poco mas de alegría:

Durante el período de polinización hay que evitar en lo posible el contacto directo con los pólenes; por ejemplo, salir al campo, cortar el césped, barrer jardines o aceras, etc. Si no se puede evitar se conseja ponerse una mascarilla.

Si se viaja en automóvil durante la época polínica, es necesario mantener las ventanillas del vehículo cerradas, incluso si lo hace de noche (algunas plantas tienen un pico máximo de polinización a última hora de la tarde o por la noche). Se recomienda colocar filtros para pólenes y otras partículas en el aparato del aire acondicionado.

Hay que evitar salir al aire libre los días de mucho viento, ya que se produce un aumento en la concentración de pólenes atmosféricos. Evitar secar la ropa durante las horas de máxima polinización, el polen queda atrapado en la ropa húmeda.

El uso de gafas de sol pueden reducir la irritación conjuntival y lagrimeo.

Se recomienda informarse de los niveles de pólenes atmosféricos a los que es alérgico y extremar las precauciones si son elevados. Si se tiene pensado viajar es necesario informarse sobre la zona. Le recomendamos esta página web: (www.avaic.org).

Evitar entrar en contacto con otros agentes irritantes como el humo de tabaco, ambientadores…que pueden potenciar la reacción alérgica.

Si se toma fruta u otros productos vegetales frescos, es imprescindible lavarlos antes de comerlos, podrían tener granos de polen impactados en su superficie.