mastopexia-o-levantamiento-mamario

La mastopexia es la intervención que permite levantar un pecho caído (con o sin prótesis) y recolocarlo para darle la forma adecuada. La ptosis mamaria o caída del pecho se debe a dos causas fundamentales: adelgazamientos rápidos y/o grandes y embarazos y lactancias. En ambos casos, la caída crea un aspecto poco estético de las mamas, que aparecen más bajas, vacías en la parte superior, con un surco sub-mamario muy marcado y sin la forma correcta. El objetivo de la intervención es devolver la forma al pecho y subir la areola y pezón a su posición normal (entre 18 y 21 cm del esternón).

Intervención:

Las técnicas son muchas y hay que evaluar la situación de cada paciente, para intentar utilizar la que conlleve las cicatrices más pequeñas. En ciertos casos para conseguir un volumen adecuado se puede implantar al mismo tiempo una prótesis que permite reducir notablemente las cicatrices y en muchos casos se puede utilizar solo la incisión peri-areolar (alrededor de la areola). La elección de la técnica y de las cicatrices que dejará la intervención es responsabilidad del cirujano que conoce el tipo de resultado que se consigue con cada una de ellas y de las condiciones de la paciente.

En general, las cicatrices son de buena calidad y, pasados unos meses se notan muy poco. Su tamaño depende directamente de la cantidad de piel que hay que eliminar para dar al pecho una forma correcta y del grado de flacidez y caída. La intervención se realiza en anestesia general y aproximadamente dura dos horas y media. La paciente sale del quirófano con un sujetador puesto y dos drenajes como medida preventiva de los hematomas que se mantendrán las primeras 12 horas.

Postoperatorio:

La primera noche es conveniente que la paciente se quede ingresada y a la mañana siguiente se retiran los drenajes y se da de alta. Los primeros dos días son algo molestos por no poderse quitar el sujetador y no poder ducharse. No hay dolor. A los dos días, en consulta, se realiza una primera revisión y a partir de este momento se permite la ducha, lavar el sujetador y usar cremas hidratantes.