lifting-endoscopico-facial

Los primeros efectos del paso de los años se manifiestan en la posición de las cejas.

Las cejas bajan a una edad muy temprana, a veces entre los 30 y 40 años, y el cambio de su posición produce una serie de alteraciones en la zona de la frente, los párpados, la pata de gallo etc. Que transforman una mirada joven y bonita en una mirada triste, apagada y envejecida.

La caída de las cejas hace bajar el párpado superior y la consecuencia es que para abrir mejor los ojos se empieza a utilizar el músculo frontal por lo que se forman las arrugas horizontales de la frente.

A estas arrugas, frecuentemente, se añaden las del entrecejo y de la pata de gallo.

El párpado inferior aumentan las bolsas y la almohadilla de grasa del pómulo desliza hacia abajo vaciando esta zona y aumentando la profundidad del rictus.

La intervención más adecuada y efectiva es, en estos casos, el lifting endoscópico frontal.

El lifting frontal sirve para corregir la posición de las cejas, las arrugas del entrecejo y la zona peri orbitaria (pata de gallo). La zona de la cara que más rápidamente se “descuelga” es la parte lateral de las cejas, entre los 35 y 45 años. Esto produce un, aparente, aumento de la piel del párpado superior y de la pata de gallo creando un aspecto de mirada envejecida y cansada.

En estos casos, hay que recolocar las cejas para corregir el problema que en cirugía estética de la cara se traduce en reposicionar las estructuras anatómicas que han sufrido un cambio y, bajo ningún concepto, intentar modificar las formas y volúmenes. Esto es fundamental para conseguir resultados naturales y evitar la cara de “velocidad” de las antiguas técnicas quirúrgicas.

En el caso de las cejas hay que subrayar la importancia estética de la distancia entre la ceja y el borde ciliar (parpado superior).

El acortamiento de esta distancia produce una mirada cansada y triste, mientras aumentarla (como cuando se depila la zona inferior de la ceja) abre y da vida a los ojos. En estas condiciones, sería un error operar el párpado superior ya que recortar piel en esta zona reduce esta distancia aumentando el aspecto entristecido de los ojos.

Sólo reposicionar las cejas devuelve la juventud a esta parte de la cara y elimina la pata de gallo. Además se pueden corregir las arrugas de la frente, elevar el pómulo y eliminar las bolsas en una sola intervención consiguiendo un resultado estético totalmente natural y rejuveneciendo toda la parte superior de la cara.

Técnica:

Hoy en día es una intervención muy rápida y nada traumática ya que se realiza utilizando un endoscopio. El cirujano trabaja usando un endoscopio, que consiste en un aparato de fibras ópticas conectado con una cámara de video y que tiene el diámetro de un bolígrafo. Se necesitan solo, entre 4 y 5 incisiones de 1,5 cm. Escondidas dentro del pelo y con esto es suficiente para abordar y corregir la zona de las cejas, el entrecejo y la zona peri orbitaria. La intervención se realiza a una profundidad tal que se evitan todas las estructuras importantes de la cara (nervios y vasos) por lo que es muy segura.

Intervención:

La intervención se realiza en anestesia local y sedación y dura una hora y media. Es necesario colocar un vendaje compresivo y frío en la zona de los ojos, pero la paciente puede ser dada de alta tan sólo unas horas después. En el postoperatorio no hay dolor, si no sólo una ligera inflamación e hinchazón de la frente y de los párpados superiores. A los dos días se puede retirar el vendaje, lavar el pelo y la paciente puede volver a una vida normal. Conviene utilizar una banda elástica y evitar el sol durante un mes.

Resultados y complicaciones:

Los resultados son muy naturales y no existen complicaciones particulares. Las cicatrices son mínimas (1,5 cm.) Y escondidas en el pelo. Esta técnica se combina muy frecuentemente con la blefaroplastia, y los lifting de otras zonas de la cara. Además, utilizando los factores de crecimiento del plasma autólogo la recuperación es mejor y más rápida.

Preguntas frecuentes:

  • ¿En cuántos días puedo volver a una vida social normal? En 4-5 días la inflamación es poco evidente y es difícil imaginar que haya habido una intervención. En 10 días el aspecto es completamente normal.
  • ¿Cuánto dura el resultado? Muchos años. El dr. Mancini empezó a realizar esta técnica en 1994 y, hasta ahora, ningún paciente operado ha visto desaparecer el resultado.
  • ¿Me lo notarán? Por supuesto, todos notaran que el aspecto de la mirada es mas joven y bonito, pero nadie imaginará que es debido a una intervención quirúrgica.
  • ¿Me dolerá? No, sólo en ocasiones puede darse un leve dolor de cabeza los primeros días, debido al vendaje. Existen sólo molestias y algo de lagrimeo.