lifting-de-muslos

La zona de la cara interior de los muslos puede sufrir, con el pasar de los años, un aumento de la flacidez y un descolgamiento de la piel.

En los casos más favorables y cuando existe también un exceso de grasa, este problema puede resolverse con una liposucción con láser que elimina la grasa y consigue un discreto tensado de la piel.

En otros casos, cuando la cantidad de piel es exagerada, es necesario recurrir al lifting de muslos.

El lifting de muslos o dermolipectomía de piernas consiste en eliminar una elipse de piel en la zona interna del muslo y tensarlo con unas cicatrices que quedan escondidas en el pliegue de la ingle.

Esta intervención es relativamente sencilla, se puede realizar en anestesia local y con solo unas horas de ingreso.

En el post-operatorio existen ciertas molestias debido a que las heridas se localizan en una zona con roce y humedad y es necesario guardar un reposo relativo durante 2 semanas.

Los resultados son muy buenos y las complicaciones escasas y de menor envergadura.