Adelgazar, ¿es realmente necesario si nos vemos bien a nosotros mismos? Tal vez ese sea el mayor y principal error que cometemos al pensar que si nos vemos bien aunque tengamos kilos de más no es necesario adelgazar, pero debemos tener en cuenta un factor mucho más importante que el estético: La salud.

Sin duda, la salud es lo primero, por tanto debemos prestar una atención especial a los últimos estudios realizados por la Sociedad Española de Cardiología (SEC) que ha analizado a un total de 3.801 hombres y mujeres españoles de entre 25 y 64 años evaluando la prevalencia actual del sobrepeso y la obesidad de la población en los últimos dos años, afirmando los siguientes porcentajes: El 39,3% de la población española de entre 25 y 64 años padece sobrepeso y un 21,6% es obesa. El estudio pone de manifiesto que el sobrepeso y la obesidad suponen un empeoramiento de la calidad de vida y subraya la necesidad de una mayor vigilancia sistemática en aquellos grupos que presentan un mayor riesgo, así como implementar estrategias preventivas y acciones asistenciales específicas.

“Si quieres perder peso antes debes amar tu cuerpo” Porque adelgazar no solo es una cuestión de estética, es sobre todo una cuestión de salud; mantener un Índice de Masa Corporal (IMC) adecuado, es una garantía de salud, bienestar y calidad de vida. En Clínicas CRES nos sentimos orgullosos de tener la UNIDAD DE ADELGAZAMIENTO NUTRIGENÓMICO más avanzada de España.

Trabajamos con médicos especializados en Nutrición, endocrinos y genetistas, haciendo uso de un plan de adelgazamiento multidisciplinar y personalizado para cada paciente, porque el origen del sobrepeso está en los hábitos nutricionales, el estilo de vida y en los genes (son los que finalmente deciden qué alimentos son los que nos engordan y los que no).

Por esto, en Clínicas Cres seguimos unos pasos muy definidos:

  • Se realiza un ESTUDIO METABOLICO en el que se ve cómo está repartida la grasa en el organismo, cuánta agua se acumula en los tejidos y cuál es el METABOLISMO BASAL. Con estos datos se puede interpretar la realidad metabólica del paciente y tener una primera aproximación de las causas del sobrepeso.
  • En función del Estudio Metabólico, los hábitos nutricionales y el estilo de vida, el equipo médico, basándose en una analítica de rutina reciente, realiza una propuesta personal de adelgazamiento, con una dieta adecuada a las necesidades personales, y se realiza un Test Genético nutricional.
  • GENETICRES NUTRICIONAL. Se recoge una muestra de la carga genética, con una simple muestra del epitelio de la boca, con unas pocas células de las que se extrae su núcleo y se trata hasta tener toda la información genética que se encuentra en el ADN de todas las células, se lee y se estudian cinco parámetros que pueden afectar de forma definitiva al sobrepeso.
    • Se estudia la conformación de la hormona de la saciedad, la Leptina. En función de cómo esté conformada genéticamente la LEPTINA se sabrá cómo funcionan los niveles de saciedad, se sabrá si es la culpable de comer de forma convulsiva.
    • Se valoran los niveles de metabolización de las grasas, si se utilizan para obtener energía porque el metabolismo de grasas es correcto, o si no se metabolizan y por tanto, se acumulan, padeciendo obesidad grasa dependiente.
    • Se valora la metabolización de los Hidratos de Carbono y la respuesta a la insulina, que como es conocido, es la hormona que regula el metabolismo de la glucosa, si los niveles metabólicos para los Hidratos de Carbono no son correctos, se padece sobrepesohidratos de carbono dependiente. ( el más habitual en Europa), producido por exceso de pan, pasta, patatas etc.
    • Se evalúa la intolerancia a la lactosa y si los lácteos son o no un problema que genera sobrepeso, hay que tener en cuenta, que el 25% de la población española es intolerante a la lactosa y lácteos en general, existen altas probabilidades que el sobrepeso tenga este origen.
    • Finalmente se evalúa la sensibilidad al gluten, proteína muy difícil de metabolizar que genera estragos en la membrana intestinal, provocando unas digestiones insoportables, largas y tediosas, con malestar gástrico y flatulencias generalizadas, y que se elimina con extrema facilidad.

Con toda esta información, se hace una propuesta de cambio de hábitos alimenticios, se recoge en un informe médico personalizado, con un seguimiento por parte del equipo médico.

No solo se pierde peso, ayuda a sentirse mejor, más joven, más ágil y con mejor calidad de vida.